Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.wildwatchingspain.com Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar
Realice su búsqueda
(+34) 987 740 805

Picos de Europa

Aves forestales y rapaces en la vertiente leonesa de Picos de Europa


Crémenes es una pequeña localidad leonesa situada en la Montaña de Riaño, en la entrada sur de los Picos de Europa.

El pueblo se encuentra a una altitud aproximada de 1.000 metros sobre el nivel del mar y está rodeado de robledales y hayedos así como franqueada por grandes picos calizos que, en el invierno, se cubren de nieve y hielo durante semanas e incluso meses. 
En sus inmediaciones se localiza el “Sabinar de Crémenes”, uno de los bosques más septentrionales a nivel mundial de esta especie de árbol, constituyendo una zona de refugio y alimentación de primer nivel para las aves que pasan el invierno por estas tierras.

Nos encontramos en un lugar de transición muy interesante entre hábitats de alta y media montaña cantábrica y las vegas y bosques de influencia mediterránea, lo que nos garantiza una extraordinaria riqueza de aves durante todo el año. Es el único lugar que conocemos donde es posible encontrar pitos negros o picos medianos criando muy cerca de oropéndolas.

El invierno en Crémenes es muy especial puesto que los temporales que azotan la Cordillera posibilitan que miles de aves se refugien en estas zonas de pie de monte, haciendo que la cantidad de ejemplares y la variedad de especies que acuden a nuestros comederos sea simplemente soberbia.

Si además los hayedos circundantes no disponen de muchos hayucos, los pinzones reales, picogordos y otros fringílidos se agolpan literalmente en los comederos, regalándonos escenas únicas.

Entre las principales atracciones de este grupo de hides fotográficos podemos encontrar el pito negro, el pico mediano, los camachuelos, buitres, ratoneros y milanos, escribanos cerillos, pitos reales y torcecuellos, papamoscas cerrojillos y aves invernantes como pinzones reales y zorzales alirrojos.

Estos son los escondites que encontraremos a lo largo del año 2017:

HIDE DE PÍCIDOS FORESTALES (2 plazas): especialmente orientado a la fotografía de pito real y pico picapinos. Cada fotógrafo podrá cambiar y alterar la escena de forma controlada para personalizar sus fotografías. Se trata de un hide muy fiable. En él se han tomado imágenes que han sido merecedoras de diversos reconocimientos, incluido el primer premio de FotoFio. Este hide estará en funcionamiento en el período comprendido entre los meses de octubre a marzo.

COMEDERO DE PASERIFORMES Y PICO MEDIANO (2 plazas): situado al pie de un manzano, trataremos de fotografiar a los pícidos (pico picapinos y mediano fundamentalmente) en posturas acrobáticas, mientras recorren el tronco del manzano en busca de comida. Junto a estos carpinteros, un comedero disimulado en un escenario que recrea una de las praderas del entorno servirá para atraer escribanos, pinzones, páridos, currucas y petirrojos, entre otras especies. Este hide estará en funcionamiento en el período comprendido entre los meses de octubre a marzo.

HIDE DE ARRENDAJO (2 plazas): este fue uno de los aciertos del año pasado. Aunque el arrendajo es un córvido común y conocido, en pocos sitios resulta tan fácil de fotografiar como en este comedero de Crémenes, donde pueden entrar por decenas dando mucho juego para intentar desde vuelos a peleas; igualmente se pueden documentar comportamientos interesantes de cómo se las apañan para comer nueces y otros frutos secos de cáscara dura. Junto al arrendajo otras especies animan el comedero, como trepadores azules, carboneros, etc. Este hide estará en funcionamiento en el período comprendido entre los meses de octubre a marzo.

CARROÑERAS (4 plazas): situado en un collado con un fondo espectacular de robles, sabinas y roquedos, es un punto de alimentación con una larga trayectoria que atrae habitualmente varias decenas de buitres leonados y córvidos. Junto a ellos pueden aparecer otras rapaces que varían a lo largo del año, como milano real y ratonero durante el invierno. Especialmente interesante es la posibilidad de hacer buitres en circunstancias poco habituales, como puede ser en medio de la niebla o durante una nevada. Durante la parte central del invierno contaremos con dos escondites enfocando al collado desde diferentes ángulos, de modo que habrá un nuevo escondite más favorable para obtener fotografías de los buitres en vuelo o en el momento justo de aterrizar delante del hide. A partir de marzo llegan los primeros alimoches que, junto con los milanos negros, se harán habituales en el muladar durante toda la primavera y el verano. Este hide estará disponible durante todo el año.
 
HIDE DE ZORZALES (2 plazas): localizado en mitad de una huerta de frutales, en un lugar muy querencioso para las bandadas que dicha especie forma durante el invierno en la campiña de Crémenes. A las especies más frecuentes (zorzal común y charlo) se unen grandes números de zorzales alirrojos, así como grupos de zorzales reales, cuya presencia fluctúa más en función de la climatología. Igualmente podremos captar imágenes de los mirlos y currucas capirotadas.Este hide estará en funcionamiento en el período comprendido entre los meses de noviembre a marzo.

HIDE DE LOS CAMACHUELOS DE VILLAYANDRE (2 plazas): estas aves acuden durante todo el invierno a consumir bayas o frutos carnosos a las zonas de huertas y frutales cercanos a la Vega de Crémenes. Su morfología y colorido hacen de este pájaro una especie tremendamente atractiva e interesante para el fotógrafo de naturaleza. El período de funcionamiento de este hide será desde comienzos de diciembre a mediados de abril.

PITO NEGRO (4 plazas): sin lugar a dudas se ha convertido en una de las especies emblema de Crémenes, disponiendo los fotógrafos de un doble hide enfrente de un tocón de haya que permite captar unas imágenes realmente espectaculares de la especie. El escondite suele estar activo de comienzos de marzo hasta mediados de junio. Debido a la alta demanda resulta esencial reservar con suficiente antelación. 

HIDE DE MIRLO ACUÁTICO (1 plaza): escondite portátil situado a orillas del río Riochín, junto a posaderos muy utilizados por los mirlos acuáticos, donde poder capturar bonitas escenas de pesca y buceo. El periodo de funcionamiento de este hide es durante los meses de abril a junio.

HIDE DE RATONERO Y MILANO REAL (2 plazas): se trata de un escondite perfectamente ambientado en el entorno, con un hermoso fondo de hayedos y robledales, que ofrece excelentes imágenes tanto en vuelo como en percha de dichas rapaces. El periodo de funcionamiento de este hide es desde octubre a mediados de abril.

HIDE DE TORCECUELLO (2 plazas): escondite para fotografiar torcecuello en un posadero y comedero sobre ramajes muy apropiados igualmente para otras aves insectívoras. El periodo de funcionamiento de este hide es desde mediados de marzo hasta finales de mayo aproximadamente.

HIDE PAPAMOSCAS CERROJILLO (2 plazas): escondite fotográfico colocado en una percha para papamoscas cerrojillo permite obtener fotos óptimas y de gran contraste del plumaje del ave y los fondos. El periodo de funcionamiento de este hide es desde mayo a agosto.

HIDE COLIRROJO REAL (2 plazas): escondite fotográfico específico para esta especie ubicado en las huertas de Crémenes y realizado con posaderos naturales para colirrojo, bien sobre tocones o sobre ramas de diversos árboles frutales del entorno, permite obtener imágenes realmente llamativas del colirrojo real. Este hide al igual que el de papamoscas cerrojillo estará activo desde mayo a agosto.

HIDE ALCAUDÓN DORSIRROJO (2 plazas): escondite fotográfico colocado junto a un espino con ceba específica para esta especie. Se fotografían machos y hembras de forma indistinta y, llegado el momento, también puede haber ocasión de visualizar cebas a pollos. El periodo de funcionamiento del hide será desde la segunda quincena de mayo hasta finales de agosto.

HIDE DE ESCRIBANOS CERILLOS Y BEBEDERO (2 plazas):
se ha creado una mesa comedero para escribanos cerillos, montesinos y soteños. También suelen entrar una gran variedad de paseriformes forestales. Similares a las mesas de invierno, se consigue una gran afluencia de aves. Además y como novedad se ha instalado un bebedero que permite captar los reflejos de las aves sobre el agua, obteniendo imágenes realmente únicas. El periodo de funcionamiento del hide es de mediados de abril a finales de septiembre.

PRECIOS

Solo existen dos tarifas por día:

150€/día para pito negro, buitres y rapaces.

95€/día para el resto.

En el caso de que se contrate un hide de pito negro, buitres o rapaces y se abandone el escondite a medio día, es posible hacer por la tarde un hide de paseriformes sin cargo extra.

Igualmente existe la posibilidad de hacer dos escondites de paseriformes en el mismo día, uno de mañana y otro de tarde, siendo entonces el precio global de 150€.

Con estas tarifas intentamos rentabilizar vuestra estancia en Crémenes al máximo y que, con el presupuesto más limitado, se pueda conseguir el mayor número de fotografías y especies posibles.


EL GUÍA DE CRÉMENES

Bernardo Canal Rubio


Bernardo es la persona que trabaja de principio a fin en el cebado de los comederos y quien reorienta periódicamente los hides fotográficos. Además es la persona que realiza el seguimiento de los horarios de entrada de las aves.

Es por lo tanto una fuente de información esencial a la hora de organizar nuestras sesiones fotográficas en Crémenes, sacando el máximo partido a vuestro tiempo.

Su asesoramiento es fundamental igualmente a la hora de elegir el equipo fotográfico así como para escoger el momento más idóneo que nos permita obtener las mejores instantáneas. Su experiencia a lo largo de estos años de intenso trabajo tiene unos resultados excepcionales.

La buena cobertura de móvil de la zona posibilita coordinar perfectamente con él las entradas y salidas de los hides, así como recibir los picnics y bebidas necesarias durante los cambios de escondites.


EL SABINAR

El Sabinar es el Centro de Turismo Rural regentado por Estefanía y Bernardo. Se encuentra en pleno casco urbano de Crémenes, frente a la iglesia, y es el lugar de descanso y de "esparcimiento gastronómico" de nuestros clientes durante la estancia en dicha localidad leonesa.

Aquí, entre hide y hide, se puede disfrutar de las afamadas carnes rojas y quesos de la zona, así como de los tradicionales embutidos y pucheros montañeses.

Este es el lugar donde pasamos largas sobremesas repasando y corrigiendo imágenes o charlando sobre las peculiaridades de cada ave.


INFORMACIÓN Y RESERVAS

Si quieres obtener más información sobre los diferentes escondites fotográficos puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico info@wildwatchingspain.com o de los teléfonos Telf +34987740805 / +34609726444.

¿COMO LLEGAR?

Si accedes a la zona desde el Sur debéis de tomar la N-625, en las cercanías de León, y ascender por esta carretera toda la ribera del río Esla hasta tomar la N-621, entrando por ésta directamente a la localidad de Crémenes.

Si accedéis por el Este o Sureste la CL-626, que discurre por pueblos como Cervera del Río Pisuerga o Guardo, os llevará hasta la localidad leonesa de Cistierna, donde os incorporareis a la ya mencionada N-625 para llegar a vuestro destino unos kilómetros más arriba en dirección Riaño.

Si viajáis desde Asturias podeis acceder a la zona a través de los puertos de Tarna, tomando primero la AS-117 y luego incorporándonos a la N-621 en dirección Cistierna, o bien directamente por el Puerto del Pontón, a través de la N-625.

Por último, para los clientes que accedan desde Santander o Bilbao, lo más adecuado es utilizar la autovia A-8 hasta la localidad de Unquera (Cantabria), donde nos incorporaremos a la N-621 que, tras cruzar el puerto de San Glorio, nos conducirá a la Comarca de Riaño y a Crémenes.



 


Galería de imágenes

Colaboradores y amigos
Con su ayuda llegamos cada día más lejos